domingo, 13 de noviembre de 2011

EL DEMONIO QUE FALTABA....

La especialista Chiara Frugoni dijo que pasó más de 30 años estudiando los frescos en la galeria superior de la basílica, pero apenas recientemente descubrió la imagen en lo que parece ser un espacio vacío en la nube.

Los frescos en Asís, en la provincia de Perugia, son del pintor florentino Giotto, cuyo estilo narrativo y figurativo significaron una evolución en el arte prerrenacentista, hacia fines del siglo XIII.

Frugoni dijo en entrevista telefónica con The Associatted Press que descubrió la imagen por casualidad cuando intentaba precisar la fecha del fresco que retrata la muerte de San Francisco. Concluyó que el trabajo fue realizado en 1289.




El demonio "es muy visible" dijo, y añadió que nadie lo había descubierto porque no lo habían buscado.

"Uno ve lo que ya sabe. Le aseguro que ahora todos lo verán", aseveró.

Se trata del "retrato vigoroso de un demonio con dos cuernos oscuros" hábilmente oculto entre las nubes cerca de un ángel. El significado del detalle será objeto de estudio, dijo Frugoni.

El fraile franciscano Enzo Fortunato dijo que al ocultar el demonio en las nubes, Giotto aparentemente se anticipó en dos siglos a una técnica atribuida a Andrea Mantegna, quien en un cuadro muestra a un caballero que aparece en una nube.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada